© 2023 por RED de Educación de la CIRM

RED Corrido.

La historia de la Red de Educación, arranca en el año 2010; en la reunión de los Superiores Mayores de la CIRM, el 18 de noviembre de ese año, guiadas por el Lic. Juan Luis Hernández Avendaño en un taller sobre la realidad de nuestro país, se tomó conciencia de la urgente necesidad de unir fuerzas y concretar acciones que nos lleven a dar respuestas acertadas desde nuestra misión educativa.

 

Ante la pregunta: ¿Cómo dar una clara visión evangelizadora a la Educación, de manera que incida en la transformación de la sociedad?, concretizamos las inquietudes y las dificultades compartidas, sobre todo la experiencia de ser desbordadas por la problemática y la conciencia de no poder responder “solas”.

 

Experimentamos la necesidad de formar un grupo fortalecido, para hacer frente, juntas ¿podremos ser una fuerza de presión? Volvemos a escuchar la invitación a recuperar el protagonismo que como Vida Religiosa se ha tenido en la educación lo cual va en la línea de “recuperar nuestro profetismo”. Es una respuesta al llamado del Espíritu ante la realidad.

 

La hermana Georgina Zubiría Maqueo RSCJ se ofreció a dar los primeros pasos convocando a las religiosas interesadas en formar parte de esta RED; en el mes de febrero del 2011 se tuvo la primera reunión.

 

Hasta la fecha hemos realizado tres congresos de a nivel nacional, el primero en León, Guanajuato en el año de 2012 con el tema: “Educar y transformar tejiendo una nueva realidad”; el segundo Guadalajara, Jalisco en el año de 2015 con el título: ¿Educamos para humanizar? Una mirada para educar hoy, tejiendo humanidad; la tercera edición fue en Chihuahua, Chihuahua en el año 2017con el tema: “Tiempos de Esperanza” construyamos un futuro resiliente.

 

El cuarto congreso seráen San Juan de los Lagos, Jalisco en 2020 con el título: “Educar la interioridad”.

 

El contenido de éste, lo hemos distribuido de la siguiente manera: Cinco conferencias magistrales que culminan con una recapitulación, un panel y 20 coloquios.

 

Educar la interioridad significa: Enseñar a mirar hacia adentro; ayudar a desarrollar, entre otras cosas, aquellas facultades que capacitan al ser humano para acceder a una experiencia mucho más amplia de lo que la razón le permite; educar para la vida, para aprender a fluir con ella, es decir, sabiendo aceptar lo que no se puede cambiar y aprendiendo de las experiencias que se tienen.

 

Hoy somos más de 10 congregaciones que formamos el equipo coordinador; deseamos vivir la intercongregacionalidad, compartir la experiencia educativa, la unión, la comunión unir fuerzas, incidir colectivamente en la realidad, con una pertinencia social desde la educación.

 

Nuestra apuesta como RED es: Revitalizar la dimensión profética de la Vida Consagrada y la misión evangelizadora desde la experiencia intercongregacional, propiciando una educación transformadora para formar testigos del Evangelio que incidan en la realidad.